La Fiscalía General de Jalisco despidió a los dos elementos de la Fuerza Jalisco, Julio César Álvarez Martínez y Jesús Adán Benavides Martín de Campo, quienes, junto con tres civiles, fallecieron durante cuatro ataques perpetrados por grupos de la delincuencia en los municipios de Zapopan y Tlajomulco.

“Consideramos que es bastante fácil advertir que el trabajo que está llevando a cabo este gobierno, los tres niveles de gobierno, seguramente está lastimando los intereses de grupos organizados del crimen, y bajo esa circunstancia es muy seguro y apropiado entender que puede corresponder a una reacción violenta en contra de esta institución con la finalidad de aflojar estos esfuerzos”, dijo el fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez.

El funcionario encabezó este domingo la ceremonia de honores de los dos elementos policiacos fallecidos durante la jornada de ataques que perpetraron la mañana del viernes grupos armados en la colonia Álamo Industrial de Zapopan, y en la colonia Jardines del Edén, en Tlajomulco.

El oficial Jesús Adán Benavides fue asesinado cuando salía de su domicilio en la calle Joel en la colonia Jardines del Edén. En el tiroteo, el hijo de nueve años de Benavides resultó herido en una pierna. En Zapopan, fue asesinado el jefe de Grupo de Homicidios, Julio César Álvarez Martínez.

En los cuatro ataques armados dos presuntos delincuentes fueron abatidos, un hombre murió atropellado, y cinco presuntos atacantes fueron detenidos por la Fuerza Jalisco.

Desde Chicago, Estados Unidos, donde realiza una gira, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, grabó un video para pedir calma a los ciudadanos.

El fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez reconoció la labor de los dos policías fallecidos, y conminó a los elementos de las corporaciones de seguridad y justicia del estado a continuar realizando su labor en beneficio de los habitantes.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo que va del 2019 han ocurrido 1,168 homicidios en Jalisco.

[email protected]