Este martes el presidente Felipe Calderón sostuvo una reunión bilateral privada con su homólogo de Francia, Nicolás Sarkozy, quien le pidió nuevamente que la ciudadana francesa Florence Cassez sea trasladada a su país para que cumpla su condena en una prisión francesa.

El mandatario galo expuso como argumento para esta decisión aplicar el tratado de Estrasburgo, sin embargo, el presidente Calderón le reiteró que dicha mujer, sentenciada a 60 años de cárcel en México, cumple su condena por el delito de secuestro.

Información de W Radio señala que el mandatario mexicano negó su consentimiento a dicha petición al argumentar que la Constitución es muy clara y no permite al titular del Poder Ejecutivo inmiscuirse en una decisión ya resuelta.

/doch