Un juez federal de Estados Unidos ordenó este martes que el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, permanezca retenido, sin derecho al pago de una fianza, antes de su juicio por cargos de narcotráfico, argumentando que existe riesgo de fuga.

En una audiencia virtual en la que no compareció Cienfuegos, el juez Alexander MacKinnon dijo que el general en retiro deberá permanecer en custodia para ser trasladado a Nueva York.

"El tribunal ha determinado que se debe ordenar la detención del acusado hasta que se celebre el juicio", indicó el juez después de escuchar argumentos de la fiscalía y el abogado defensor.

El magistrado señaló que existe un riesgo que el exministro no enfrente a la justicia si es puesto en libertad, e infirió que debe tener "contactos" que le ayuden a huir.

El militar retirado fue arrestado el jueves 15 de octubre en el principal aeropuerto de Los Ángeles a pedido de la Administración de Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, a solicitud de una corte de Nueva York.

La DEA señala a Cienfuegos de presuntamente recibir sobornos para proteger al cartel H-2, un grupo criminal que asumió el liderazgo del cartel de los hermanos Beltrán Leyva cuando este fue diezmado por la captura y muerte de sus líderes.

El extitular de la Sedena fue acusado de tres delitos de narcotráfico y uno de lavado de dinero cometidos entre 2015 y 2017, que según el juez MacKinnon conllevan a sentencias que a sus 72 años de edad "serían básicamente una cadena perpetua".

Es una persona con "poder político y privilegios en México que tiene la posibilidad de pasar el resto de su vida en la cárcel", remarcó. "Creo que eso incentiva a cualquiera huir".

El abogado de la defensa, Duane Lyons, refutó que Cienfuegos considere huir pues tiene toda la intención de limpiar su reputación, y ofreció "los ahorros de toda la vida" del acusado, 750,000 dólares, para pagar la fianza.

Destacó además que Estados Unidos y México mantienen un tratado de extradición y que la pandemia de Covid-19 no sólo dificulta su labor de defenderlo, sino que representa un riesgo para su cliente por su avanzada edad.

El juez negó los alegatos y sugirió interponer un recurso sobre las condiciones de salud del acusado en Nueva York, adonde debe ser trasladado en las próximas semanas.

kg