La senadora panista Martha Márquez Alvarado llegó con la espada desenvainada.

Desde su escaño, solicitó modificar el orden del día de la primera sesión ordinaria del segundo periodo del segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura de la Cámara de Senadores para abordar la “crisis que vive el sector salud’’.

Lamentó la aguascalentense que del tema “más urgente y más importante’’, no se hable en el Senado.

“No se puede minimizar ni ignorar la crisis que hoy vive el sector salud, hablando de temas menos importantes, como la rifa del avión presidencial’’, puyó.

“Esto es una burla y una falta de respeto para los millones de enfermos mexicanos que hoy esperan continuar con sus tratamientos’’.

Y puso como ejemplo el caso de “Fernando, de cuatro años, con retinoblastoma bilateral, (a) quien por falta de quimioterapia se le aplicó radioterapia; el niño está quedando ciego.

“Les pido, compañeros senadores, que cambiemos el orden del día porque en Oaxaca también hay ejemplos. Hasta el día de hoy se sigue aplicando media dosis de quimioterapia por paciente. ¿Ustedes creen que esto no va a tener una consecuencia en la salud de los niños?’’.

Tuvo respuesta de inmediato, en voz de la senadora Antares Vázquez, de Morena.

También desde su escaño, la guanajuatense estimó: “es muy temprano en el período, que estamos iniciando, para el golpeteo político de gente que nada más con recursos histriónicos pretende convencer de una crisis que no existe. ¡Ya basta!’’

En su opinión es mejor “poner en evidencia a los gobernadores’’ del PAN, que se negaron a firmar el convenio de adhesión del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), “y ahora se quejan del desabasto.

“Que atiendan sus estados, porque en esos estados va a haber desabasto. Ya dijeron que la gratuidad no es posible en sus estados; en el resto sí será’’.

Luego exigió: “… basta del golpeteo, de las fake news, de las mentiras, de las verdades a medias, de los casos anecdóticos para generalizar, que son un recurso que expresa muy claramente la limitación intelectual de quien los usa’’.

En otro momento de la sesión, otra panista, María Saldaña, insistió en poner el dedo en la llaga.

Propuso reformar el artículo 4 de la Constitución para que el Estado garantice a las niñas y niños el acceso gratuito, integral y oportuno a los servicios de salud en cualquier nivel.

Casi tres horas después, somnolientos, los senadores dieron por finalizada la primera sesión senatorial, ésta vez vespertina; continuarán mañana al medio día.

[email protected]

kg