El mayor reto al que se enfrenta el modelo de regulación de la cannabis o mariguana es equilibrar el enfoque de salud pública que atañe al consumo de la sustancia con los intereses derivados de su comercialización, afirmó Olga Sánchez Cordero.

“Por un lado se deberán minimizar riegos y daños relacionados con el consumo de cannabis y por el otro se deberán normar los intereses del mercado, que buscan incentivar su uso sin importar el fin, con tal de obtener mayores ganancias”, dijo.

Participante del Foro Hacia una Política de Regulación de la Cannabis, organizado por la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores, la secretaria de Gobernación y senadora con licencia, expresó que el tema de regulación del cannabis debe analizarse desde la óptica de la salud pública, estableciendo el derecho a la autodeterminación y a la salud del consumidor como ejes rectores.

Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, coincidió con Sánchez Cordero en el enfoque para abordar el tema de la regulación a debate.

Sala anticorrupción

Para Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, no se requiere la creación de una Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Especializada en Anticorrupción, conformada por cinco ministros, como propuso Ricardo Monreal Ávila, su correligionario y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores.

“Ya la Constitución establece una Tercera Sección dentro del Tribunal Federal de Justicia Administrativa... (Con) tres magistrados para atender el asunto anticorrupción...”, explicó.

Recordó que a la fecha la Cámara Alta tiene entre sus pendientes nombrar a los tres nuevos magistrados.

Monreal informó que se reunió con el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, con Julio Scherer, consejero Jurídico de Presidencia, y con Felipe Borrego Estrada, consejero de la Judicatura federal.

“Tomamos varias decisiones, acuerdos principales... en las iniciativas que estamos planteando, incluyendo las últimas que han generado reacciones importantes, es que les demos oportunidad de opinar como poder independiente”.