La reunión entre el vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y el precandidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, dejó un saldo positivo, opinó el diputado federal con licencia, Luis Videgaray.

"El saldo fue positivo y el funcionario de la Casa Blanca dejó muy claro que ellos trabajarán con quien gane la elección presidencial, que no tienen ningún favorito y que respetarán el proceso democrático mexicano", dijo el también coordinador en el equipo de Peña Nieto.

Apuntó que durante el encuentro Peña Nieto le confirmó que está de acuerdo con la decisión que tomó el gobierno federal de combatir al crimen organizado, pero hay que modificar estrategias para tener una mayor eficacia y lograr realmente restaurar la paz y la tranquilidad para las familias mexicanas.

En cuanto al tema de migración, Videgaray Caso señaló que fue uno de los temas obligados dentro de la agenda de México y Estados Unidos, por la gran cantidad de paisanos que viven en Estados Unidos.

En otro asunto, Videgaray agregó que a partir del 30 de marzo Peña Nieto sólo hará compromisos que pueda cumplir, como lo hizo cuando fue gobernador del Estado de México.

Hoy, agregó, lo que más escasea en la política es la confianza de los ciudadanos, hay un gran escepticismo de la ciudadanía frente a la política, y "creo que un candidato que se compromete a cosas muy concretas, que se pueden verificar, genera confianza".

MIF