El Senado de la República aprobó que el salario mínimo ya no sea un sistema de medición de multas y disposiciones financieras, sólo un referente del ingreso que deben tener los trabajadores; no obstante regresó con cambios a la Cámara de Diputados la minuta por la que se crea a nivel constitucional la Unidad de Medida y Actualización.

En la sesión de este domingo, el Senado regresó la minuta a la Cámara de Diputados pues cambió el artículo quinto transitorio para excluir del texto los lineamientos generales que deberá incluir la ley reglamentaria.

Además incluyó que la ley reglamentaria se apruebe en el Congreso de la Unión a más tardar seis meses después de la entrada en vigor de la reforma constitucional.

El cambio a la minuta es mínimo pero lo tendrá que aceptar la Cámara de Diputados para que se envíe al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

La reforma precisa que el salario mínimo no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza.

Con esto se establece que el INEGI calcule en los términos que señale la ley, el valor de la Unidad de Medida y Actualización que será utilizada como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas y del Distrito Federal, así como en las disposiciones jurídicas que emanen de todas las anteriores .

Además que las obligaciones y supuestos denominados en Unidades de Medida y Actualización se considerarán de monto determinado y se solventarán entregando su equivalente en moneda nacional. Al efecto, deberá multiplicarse el monto de la obligación o supuesto, expresado en las citadas unidades, por el valor de dicha unidad a la fecha correspondiente .

Por otro lado, las comisiones del Senado modificaron la minuta de reforma constitucional en materia de disciplina financiera de las entidades federativas y municipios para que se considere la intervención del Congreso de la Unión, a través de una Comisión Bicamaral, con atribución para analizar la situación de los estados que tengan una posición elevada de endeudamiento y requieran la garantía federal para contratar empréstitos.

Además, la Comisión Bicamaral podrá emitir la opinión que estime correspondiente con respecto a un plan de ajuste planteado por un estado de la Unión al gobierno federal.

Hasta el cierre de esta edición se esperaba que el Pleno del Senado avalara el dictamen para regresar la minuta a la Cámara de Diputados y con ello se apruebe la creación del control federal de la deuda de estados y municipios, que además de incluir el Sistema de Alertas y con esto se frenen las deudas desmedidas de gobernadores y alcaldes.

[email protected]

mfh