Chilpancingo.- El secretario general de la Sección XIV del SNTE, José Hilario Ruiz Estrada, llamó al magisterio a no parar labores por la reforma educativa, en tanto que estudiantes de ocho normales protestan por las principales calles de la ciudad.

Los alumnos procedentes de Iguala, Teloloapan, Acapulco y Chilpancingo iniciaron este mañana una marcha en la parte norte de la ciudad, como parte de sus protestas.

Los manifestantes recorrieron las principales avenidas y llegaron hasta oficinas públicas, entre ellas del Palacio de Gobierno y del Congreso local.

En las oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) unos 700 estudiantes llevaron una parada para colocar pancartas con consignas, donde manifiestan su inconformidad sobre la reforma educativa, misma que la semana pasada fue avalada por diputados del Congreso local.

Los normalistas, quienes negaron proporcionar sus nombres en las declaraciones a los medios de comunicación, pidieron al Congreso local que en la ley reglamentaria a impulsarse en el estado, en torno a la reforma educativa, que se dé marcha atrás a lo aprobado, especialmente en el asunto de los contratos temporadas.

En tanto que el líder de la sección XIV SNTE, convocó al magisterio disidente en el estado a dirimir sus inconformidades en torno a la reforma educativa a través del diálogo y con actividades académicas, por lo que los convocó a no parar labores.

Lo anterior porque los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) anuncian paros laborales, en respuesta a la reforma educativa, lo cual para el dirigente local del SNTE ello sólo ocasionaría más daño a la niñez.

Ruiz Estrada recomendó unirse a su movimiento de resistencia, el cual consiste en diversas actividades de información dirigidas a padres de familia y alumnos en torno a las desventajas de la reforma educativa y otras en plazas públicas e instituciones educativas.

mac