Después del zafarrancho entre profesores de Oaxaca y elementos de la policía en las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública, se deben de cobrar los resultados.

Alonso Lujambio, el titular de la SEP, señaló que la Secretaría de Seguridad Pública capitalina es la responsable de permitir que una minoría de vándalos dañaran la puerta de la dependencia.

Y es que no es cualquier puerta, se trata de una de 1731, es decir, de más de 300 años de antigüedad, informó W Radio.

"Me parece muy grave por un lado que la policía del Distrito Federal, que estuvo observando lo sucedido, no haya intervenido"

Lujambio extendió su llamado también a la Procuraduría General de la República para encontrar a los responsables, y actúe decididamente en contra de ellos. Y aseguró que existen las pruebas y elementos suficientes para que el mensaje de la PGR se mal entienda, denotando que a la dependencia tolera que se dañen los bienes de la nación.

" Estamos en verdad indignados, y no sólo en la Secretaría de Educación Pública, todos los mexicanos, de que unos vándalos dañen tan severamente bienes culturales que son de todos los mexicanos"

Asimismo, el encargado de Educación Pública hizo un llamado a la policía capitalina para que actúe de forma responsable cuando se vea este tipo de actos vandálicos.

Aseguró que en los daños a la puerta hubo participantes de la sección 18 de Michoacán y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y que tiene fotografías y evidencias que lo demuestren y sirvan para deslindar responsabilidades.

"Y es el colmo que una minoría de vándalos opte como medida de presión, destruir bienes culturales que le pertenecen a todos los mexicanos"

Y manifestó que esta puerta, como otros bienes culturales, pertenecen a todos los mexicanos, por lo que debemos estar indignados ante mencionado acto destructivo.

/doch