Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) encabezados por su presidente, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presentaron y entregaron a Senadores de la República su iniciativa de reforma al sistema de justicia. Los legisladores ofrecieron analizar el documento de la propuesta, que será presentada legalmente hoy por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El ministro Zaldívar indicó que, por primera vez, legisladores asisten al Poder Judicial para recibir una propuesta elaborada por ese Poder, como un gesto de cortesía. Agradeció al presidente López Obrador por hacer suya la iniciativa y presentarla al Congreso. Afirmó que el documento de la iniciativa no vulnera “en absoluto” la independencia del Poder Judicial, sino que abonada al Estado democrático de derecho.

Zaldívar apuntó que, en el último año, la Suprema Corte ha emprendido un plan de combate a la corrupción, en paridad de género y jueces más cercanos a los más pobres.

Expuso que la iniciativa tiende a consolidar un Poder Judicial, más fuerte, más independiente y más cercano a la gente.

Mencionó que los Ministros, “estamos convencidos de que la SCJN no requieren una reforma estructural. La Constitución establece independencia y una distribución de funciones. Los problemas de la justicia no están en el diseño constitucional de sus órganos. Pondría en riesgo la independencia del Poder Judicial”.

Refirió que la reforma que se plantea es profunda, de grandes alcances, una reforma sólida que no está enfocada –dijo- a los reflectores, sino a los resultados.

“En este documento se plasma propuestas de la justicia que le sirva mejor a la ciudadanía. Estoy seguro de que este dialogo inédito entre los tres Poderes la Unión rendirá fruto, que generará una diferencia en la vida cotidiana de las personas”, expresó.

Reforma va contra el nepotismo

De acuerdo con el proyecto, la propuesta busca modificar siete artículos de la Constitución y la expedición de dos nuevas leyes federales:  la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial de la Federación, así como reformas a cinco ordenamientos legales.

El proyecto está compuesto por nueve ejes fundamentales:

  1. El primero busca consolidar un verdadero sistema de carrera judicial basado en criterios objetivos, condiciones de igualdad de oportunidades y el mérito, con el establecimiento de un marco normativo sistematizado, congruente para regular la carrera judicial. Se plantea la creación de un Registro Único de Servidores Públicos de la Carrera Judicial, así como la Posibilidad de impugnar los resultados de los concursos de oposición.
  2. Como segundo eje plantea el fortalecimiento de las facultades institucionales de combate a la corrupción al designar órganos jurisdiccionales especializados. Asimismo, regular las responsabilidades administrativas de los servidores públicos del Poder Judicial con la armonización del marco normativo con la Ley General de Responsabilidades Administrativas y la clasificación se sancionas administrativas.
  3. En tercer eje busca crear mecanismos de prevención y combate al nepotismo, relaciones familiares y corporativismo judicial.
  4. El cuarto eje busca crear políticas de adscripción sobre la base de criterios objetivos en cuanto a las necesidades del servicio para así recobrar la legitimidad del Poder Judicial frente a la ciudadanía.
  5. El quinto eje busca el Impulso de una auténtica Escuela Federal de formación judicial en el Poder Judicial de la Federación incluyendo a la Defensoría Pública Federal.
  6. Con el sexto eje se crearán estándares de excelencia y controles estrictos para la ratificación de juzgadores.
  7. El fortalecimiento del Instituto Federal de la Defensoría Pública, consolidando su sistema de carrera a través de la Escuela Federal de Formación Judicial y ampliando sus servicios es el séptimo eje,
  8. Con en el octavo se consolidará el papel de la Suprema Corte de Justicia de la Nación como Tribunal Constitucional.
  9. Como noveno y último eje se busca el fortalecimiento de los precedentes de la Suprema Corte a través de la jurisprudencia por precedentes.

Por su parte el consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra, destacó que la consolidación del Estado de derecho es el gran pendiente que ocupa hoy al gobierno de México, debido al “dramático” acontecer de violencia que se vive día a día, admitió.

Aseveró que la imagen que el país proyecta es de corrupción y de abandono, ya que el Poder Judicial, sentenció, “ha sido espejo complaciente de los poderosos”.

Sostuvo que, de manera deshonesta, algunos jueces y Ministerios Públicos tienden la mano a lo que se ofrezca para su propio beneficio, y no protege la dignidad de las personas.

Por ello, mencionó que para el gobierno federal es imprescindible la rendición de cuentas y fortalecer al aparato de justicia, pues dijo que el actual gobierno busca ser interlocutor de la sociedad. “El gobierno no tolerará actos por encima de la ley”, mencionó.

Aseguró que, “juntos”, los tres Poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, deben actuar para mejorar el sistema de impartición de justicia.

Los senadores German Martínez (Morena) y Dabte Delgado (MC) coincidieron en que sus bancadas están dispuestas a examinar y analizar la iniciativa de reforma al sistema judicial que proponen los Ministros, y que fue adoptada por el presidente López Obrador que presentará la iniciativa al Congreso.

El senador Ricardo Monreal, coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, dijo que el reclamo de justicia de la sociedad, y la realidad que se vive en el país, “han tocado la fibra más sensible del Poder de la Unión”, por lo que se requiere –añadió- de una reforma que respete los derechos humanos de los ciudadanos para que éstos no sea un vacío, sino una realidad.

Monreal Ávila indicó que la iniciativa propone modificar siete artículos de la Constitución, la creación de 9 leyes federales, así como reformas a diversas leyes.

(Con información de Notimex)

[email protected]