La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concluyó el análisis de las impugnaciones a la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, y por mayoría de siete ministros, declaró la invalidez total de ese marco legal.

Durante la sesión, los ministros consideraron que dicho marco incurre en diversas omisiones legislativas, consistentes en no establecer parámetro, ni lineamientos para fijar los salarios del Presidente de la República y de los demás servidores públicos federales, así como no contener un apartado especial para los juzgadores.

Sin embargo, al no haberse alcanzado la mayoría calificada de al menos ocho votos, el asunto se desestimó en ese punto y no hicieron pronunciamiento al respecto.

Asimismo, el pleno invalidó los artículos 6, párrafo primero, fracciones II, III y IV, incisos b) y c), párrafo último, y 7, párrafo primero, fracción I, inciso a), II y IV, de la ley, por estimar que permiten el establecimiento discrecional de remuneraciones.

Los magistrados hicieron una interpretación en el sentido de que los créditos y préstamos a los que alude el Artículo 12 de la ley no se podrán considerar parte integrante de las remuneraciones de los servidores públicos.

Indicaron que la ley impugnada contiene una redacción imprecisa que permite interpretar que el legislador ordinario considera a los créditos y préstamos como parte integrante de las remuneraciones de los servidores públicos, en contravención con lo que señala la Constitución.

Por lo tanto, abundaron que, en virtud de esta determinación, dicho artículo se deberá interpretar en el sentido precisado.

También se invalidaron los artículos 217 Bis y 217 Ter del Código Penal Federal, en los que se establecían penas por hacer pagos de sueldos y prestaciones en exceso o por no reportar aquéllos recibidos en exceso, por considerar que violan el principio de taxatividad en materia penal.

Ordenó al Congreso de la Unión que durante el próximo periodo ordinario de sesiones, legisle sobre las partes de los artículos 6o y 7o que fueron invalidadas. 

Segob respeta el fallo

El subsecretario de Gobernación, Zoé Robledo, expresó su respeto por la decisión de la SCJN de invalidar dos artículos de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, y señaló que hay resistencias sobre las razones por las que alguien se dedica al servicio público.

“Hay quienes creen que esto está vinculado, de manera exclusiva, a un buen sueldo, a buenas prestaciones, a una parafernalia, y si estamos planteando algo diferente, claro que eso le pega a todos; a órganos autónomos, a poderes en los estados”, dijo Robledo.

En entrevista al término de su participación en una de las mesas de análisis del Plan Nacional de Desarrollo (PND), el funcionario federal agregó que, si embargo, ya hay un mandato claro sobre una nueva forma de ejercer el poder.

No obstante, dijo que se respeta la resolución de la Corte de invalidar dos artículos de la Ley Federal de Remuneraciones, uno de ellos referente al sueldo del presidente de la República.

“Somos respetuosísimos de las definiciones de la Corte. Eso es lo que se vive en una democracia, habrá que ver cuáles son los alcances de lo que se planteó".

Robledo Aburto destacó que, no obstante, hay avance en materia de salarios y prestaciones para altos funcionarios, porque solo fueron invalidados dos artículos.

Dijo que la Corte está mandatando al Poder Legislativo a que haga una revisión más profunda de esos dos artículos, “pues ya estará en cancha de ellos, habrá que ver qué respuestas dan, toda vez que ahorita están en la Permanente”.

El subsecretario advirtió que los salarios que regula la ley en mención son los de los altos funcionarios, que están muy por encima de la media de la nación y de la mayoría de la gente.

Además, señaló que es difícil pensar que haya algún sector privado u otro espacio, incluso en el mundo, en donde haya tantas prestaciones.

“Lo importante no son los guaruras, las camionetas, toda esta idea del poder, no, es todo lo contrario, es justamente empezar a entender que el poder también es humildad, y que no se necesitan esos elementos para ejercerlo de manera adecuada”, aseveró.