El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) inició la discusión de la demanda que promovió el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) contra la extinción de la compañía Luz y Fuerza del Centro (LFC).

El proyecto de resolución, a cargo del ministro Juan Silva Meza, plantea negar el amparo al SME contra el decreto que extinguió la paraestatal anunciado el 11 de octubre de 2009, y asevera que no existió despido de facto por esta decisión.

Al exponer su propuesta, Silva Meza subrayó que las autoridades demandadas no tienen carácter de patrones y la propuesta de extinguir un organismo descentralizado no es un acto contra el cual proceda el amparo.

Asimismo sostuvo que la desaparición de Luz y Fuerza del Centro no conlleva la afectación de los derechos laborales, por lo que no procede el derecho de audiencia a los trabajadores, como reclamaron los electricistas y como falló en primera instancia la jueza Guillermina Coutiño Mata.

El ministro expuso que los argumentos del SME acerca de que el Ejecutivo federal no tiene la facultad para decretar la extinción de Luz y Fuerza son infundados, pues de acuerdo a la ley en la materia, sí puede decidir la extinción del organismo descentralizado cuando su funcionamiento ya no resulte conveniente.

El ministro observó que la conveniencia de extinguir una paraestatal es una decisión que corresponde ponderar al Ejecutivo federal, y agregó que los derechos laborales que reclama el SME son una cuestión de legalidad y no de constitucionalidad, por lo que propuso no pronunciarse al respecto.

RDS