Rosario Robles Berlanga interpuso un amparo contra la Auditoría Superior de la Federación (ASF), por la difusión de los resultados de las auditorías practicadas a la Sedatu y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en los periodos que fue titular de esas dependencias.

De acuerdo con el expediente 646/2019, del Juzgado 10 de Amparo en Materia Penal, la extitular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial (Sedatu) reclamó que la ASF violó sus derechos fundamentales que garantiza la Constitución mexicana en los Artículos 1, 14, 16, 17 , 20, 103 y 107.

Advirtió que los resultados de esas auditorías tienen inexactitudes que afectan su defensa frente al citatorio que se le hizo al ser imputada del delito de ejercicio indebido del servicio público por el caso de la llamada "Estafa Maestra".

El juez federal Patricio Leopoldo Vargas Alarcón admitió a trámite la demanda interpuesta por la exfuncionaria.

La víspera, el titular de ese juzgado le negó la suspensión provisional contra una orden de aprehensión por el caso señalado.

La defensa de la exfuncionaria solicitó que se reserve el nombre de su cliente en todos los acuerdos que el juzgado emita, vía estrados, toda vez que su difusión podría dañar el principio de presunción de inocencia de su cliente.

Imputación por desvío

La Fiscalía General de la República (FGR) imputó a Robles Berlanga el desvío de más de 5,000 millones de pesos en contra del patrimonio de la Nación cuando estuvo al frente de las secretarías de Sedesol y la Sedatu.

Asimismo, por haber sido omisa cuando estuvo al frente de ambas dependencias de operaciones dudosas que llevaron a cabo sus subordinados.

La exfuncionaria asistió este jueves 8 de agosto a la audiencia inicial ante un juez de control en el Reclusorio Sur.