La senadora del Partido del Trabajo (PT), Rosario Ibarra, lamentó que el ex jefe policiaco Miguel Nazar Haro, quien falleció este jueves, nunca haya sido juzgado por las acusaciones de desapariciones de varios militantes de izquierda en los 70, entre ellos su hijo Jesús Piedra Ibarra.

En entrevista con Notimex, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, sostuvo que el ex titular de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) recibió a Piedra Ibarra en las instalaciones de esa dependencia, luego de que fue secuestrado en Monterrey.

Recordó que su hijo fue secuestrado en abril de 1975 en Monterrey por el entonces jefe de la policía judicial en Nuevo León, Carlos Solana Macías, y Nazar Haro "lo recibió en la Ciudad de México", donde recibía órdenes del entonces presidente Luis Echeverría.

La legisladora petista indicó que llevaron a Piedra Ibarra a las instalaciones de la DFS, cuando Nazar Haro era el jefe, "y a pesar de nuestros reclamos, él y el presidente Echeverría nunca fueron juzgados, cuando son tan culpables uno como el otro".

"Nazar Haro era solo una pieza del engranaje ilegal del gobierno de Echeverría, y a pesar de que los acusamos ante la Procuraduría General de la República, esta nunca hizo nada". agregó.

Aseguró que en ese entonces, junto con las madres de otros desaparecidos, acudió a la sede de la DFS, "pues supe que ahí llevaron a mi hijo y que a todos los interrogaban con crueldad extrema, según nos dijeron varios estudiantes que rescatamos".

La senadora indicó que "gobiernos de uno y otro partido van y vienen, y tampoco hacen nada", a pesar de que en países como Chile se juzgó y castigó al general Augusto Pinochet, y en Argentina se sancionó a militares relacionados con golpes de Estado y masacres.

Sin embargo, Ibarra de Piedra sostuvo que no está contenta con la muerte de Nazar Haro, "pues yo no le deseo mal a nadie, mucho menos a su familia, que debe estar sufriendo, aunque todos nos vamos a morir algún día".

Por ello, advirtió que a pesar de la muerte de Nazar Haro, sigue con su exigencia de justicia y que aparezcan decenas de desaparecidos de la "guerra sucia" de los 70, entre ellos su hijo, Jesús Piedra Ibarra.

MIF