Los robos comunes sin violencia en la Ciudad de México así como los asesinatos se encuentran en sus niveles más altos.

Entre enero y septiembre de este 2018 —último mes con registros oficiales—, se han abierto en la Ciudad de México 60,421 carpetas de investigación por robo común sin violencia.

Dicha cifra es la más alta que se ha registrado desde 1997, cuando inició el conteo de la incidencia delictiva por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En un análisis realizado sobre las carpetas de investigación abiertas entre enero y septiembre de cada año desde 1997, hasta este 2018, se observa que los registros de robos a casa habitación, a negocio, de vehículos, a transportistas y a transeúntes, entre otros, nunca antes habían sido tan frecuentes como ahora.

Después de este 2018, el segundo registro histórico más alto se presentó en el 2017, cuando se abrieron 54,814 carpetas de investigación.

No obstante, fue desde el 2015, tres años después de que tomara posesión el hoy senador de la República, Miguel Ángel Mancera, como jefe de gobierno, que los robos comunes sin violencia iniciaron su escalada.

En dicho año se contabilizaron, en los primeros nueve meses, un total de 40,320 carpetas de investigación por robos. Si se compara ese periodo con el mismo de este 2018 se observa un aumento de 49.8 por ciento.

A diferencia del robo común sin violencia, las averiguaciones sobre hurtos en los que sí se registró violencia se encuentran en niveles históricamente bajos, aunque los datos muestran que la incidencia empezó a repuntar desde el 2016.

En ese año se contabilizaron 15,104 carpetas de investigación entre enero y septiembre; para el mismo periodo de este año, se han abierto 26,240, equivalente a un incremento de 73.7 por ciento.

Por otra parte, en materia de asesinatos, la capital del país no ha sido indiferente al aumento de dicho ilícito en todo el país.

Fue a partir del 2014 cuando la tendencia empezó a ir al alza en homicidios dolosos. Para dicho año, se abrieron 526 carpetas de investigación; para el mismo periodo de un año después, fueron 642; en el 2016 se abrieron 686, en el 2017 fueron 808 y para el este año van 883.

Si se comparan las cifras de este 2018 con las que se presentaron en el 2014 hay un incremento de 67.8 por ciento.

El periodo de AMLO en la Ciudad de México

En 1999, año en el que el entonces jefe de Gobierno, Cuauhtémoc Cárdenas, pidió licencia para competir en la elección presidencial del año 2000 y su lugar lo ocupara la hoy secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, se registró el mayor número de carpetas de investigación de robo común con violencia con 67,539.

Un año después, en el 2000, cuando al final de dicho año tomara posesión el hoy presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, como jefe de gobierno de la Ciudad de México, se registró una sensible baja de las averiguaciones de robo común en dicha modalidad al contabilizarse 44,822.

Durante la administración del tabasqueño, los registros de averiguaciones previas abiertas por robo común con violencia fueron a la baja así como las de sin violencia.

Para la primera modalidad se pasó de 41,047 carpetas de investigación entre enero y septiembre del 2001 a 31,499 en el mismo lapso del 2005, año en el que López Obrador pidió licencia para competir por primera vez por la presidencia de la República, contienda que perdería por un acotado margen con el panista Felipe Calderón Hinojosa, quien declaró la guerra contra el narcotráfico meses después de tomar posesión.

Mientras que en lo que se refiere al robo común sin violencia, se registró también una baja al pasar en el 2001 de 34,192 carpetas de investigación a 29,809 en el 2005.

Por otra parte, en referencia a los asesinatos, durante el tiempo que Andrés Manuel se encontró al mando de la mayor urbe del país se registraron detrimentos en las averiguaciones por el mencionado ilícito.

En el 2001 se abrieron 591 carpetas de investigación, mientras que para el 2005 se contabilizaron 498.

[email protected]