El presidente Enrique Peña Nieto criticó que las autoridades no puedan fijar su posición durante el desarrollo del proceso electoral en marcha debido al marco legal “tan rígido” que hay en México.

“No me quiero meter en la polémica, ni en el debate del proceso electoral, porque ha sido tan rígido el marco legal de actuación que tenemos las autoridades, que prácticamente no pudiéramos fijar posición cuando la tenemos, sobre lo que ocurre en el proceso electoral (...) No es este el espacio para ser críticos o no sobre ese régimen tan rígido que tenemos en materia legal, pero sí para hacer un balance, un recuento, (para) rendir cuentas muy claras de los avances que hemos tenido; no el gobierno, que ha tenido la sociedad mexicana”.

Al entregar de manera formal cuatro obras de infraestructura en Michoacán, el titular del Ejecutivo federal expresó: “Creo que este es un buen momento (...) de hacer un buen balance, de hacer un buen corte”.

E inició con un “recuento breve” de las acciones emprendidas por su gobierno en materia educativa, económica, de empleo y telecomunicaciones.

“Y déjenme decirles algo, con toda apertura y con toda honestidad: nunca antes se había hecho tanto esfuerzo, y se había dedicado tanta inversión pública y privada, no en el pasado, y esto ha sido parte de la contribución de este gobierno para edificar mayor infraestructura carretera, portuaria y ferroviaria en el país... Ustedes imaginarían que las inversiones que llegan a México son simplemente porque decidieron venirse a México. No... difícilmente hubieran llegado estas inversiones a las que hice referencia si el país no tuviera estabilidad económica”.

Dijo que él es el primero en reconocer y en advertir dónde hace falta avanzar, pero agregó: “Lo que no podemos regatear como mexicanos, lo que no puede dejar de observar la sociedad mexicana son los avances que ha tenido México en los últimos años. Los verdaderos avances”.

Desde su óptica, el país ha mostrado una ruta constante de crecimiento, mayor desarrollo, progreso y bienestar para las familias mexicanas, por lo menos de hace 25 años a la fecha.

“Y esto es algo que queremos se mantenga y que no se pierda. Queremos que las buenas cosas sigan contando, y depende de lo que los mexicanos habrán de decidir en las próximas elecciones: a quién confiar el destino y rumbo del país”.

[email protected]