El presidente Felipe Calderón destacó que uno de sus principales desafíos en la recta final de su administración es que los comicios se lleven a cabo en paz.

Afirmó que hay riesgo de que el crimen organizado actúe en el marco de las elecciones.

Lo anterior lo dijo al Diario El Mundo de Veracruz durante su gira de trabajo por dicha entidad, medio que este martes sacó la primera parte de la entrevista.

El Primer Mandatario ejemplificó con casos de Veracruz. Comentó que en la entidad han intimidado a candidatos y han lesionado a algunas autoridades, por lo que se debe proteger el derecho al voto de los ciudadanos el próximo 1 de julio.

"No es generalizado, pero hay un riesgo que hay que evitar a toda costa (...) Así es que esperemos que no sea necesario pero estamos muy al pendiente de que no intervenga el crimen en una decisión que compete a los ciudadanos", expresó.

Compartió que su prioridad es que haya un proceso electoral ordenado y en paz para entregar "democráticamente" el poder a quien "democráticamente" elijan los mexicanos como su sucesor.

"Soy efectivamente panista, pero antes que panista soy demócrata. Creo en el voto, creo en la decisión de los ciudadanos y lo importante es que haya una elección democrática", indicó.

Asimismo, precisó que acudirá a la ceremonia a la Cámara de Diputados para entregar la Banda Presidencia y luego se irá a comer con su esposa e hijos para platicar sobre su futuro.

Posteriormente, continuó, se tomará unas vacaciones y luego se pondrá a trabajar para poderles dejar un patrimonio a sus hijos.

Además precisó que se dará tiempo para ordenar sus libros y leerlos pues el ser Presidente no deja mucho tiempo para leer.

De igual forma confesó que no duerme "muy bien", lo que le ha alterado el temperamento.

"No hay como dormir bien para estar contento, a gusto, pero vaya afortunadamente no he pasado ninguna noche en vela, digamos, que no haya podido dormir. No es fácil, ni es suficiente lo que duermo", concluyó.