Ante los simpatizantes y medios reunidos en el salón del hotel Camino Real en Polanco, un Ricardo Anaya sonriente —sonrisa que le acompañó durante toda su campaña—, declaró en rueda de prensa que:  "Ninguna democracia funciona sin demócratas, porque soy un demócrata digo que la información con la que cuenta me indica que la tendencia favorece a Andrés Manuel López Obrador. Como ya lo hice hace algunos minutos vía telefónica le deseo la mejor de las suertes.

La acción del Gobierno Federal en mi contra no mancha la victoria de López Obrador, la ciudadanía quería un cambio. (...) En las causas que nos son comunes contará con nuestro".

En conferencia de prensa el candidato frentista indicó que las tendencias de la votación de este 1 de julio no le favorecen por lo que así como lo hizo José Antonio Meade Kuribreña, Anaya afirmó que la contienda por la Presidencia de México fue del ex jefe gobierno capitalino. 

Anaya precisó que antes de salir a la conferencia de prensa pasadas las 20:30 horas se comunicó con López Obrador para felicitarlo por su triunfo en las urnas este domingo.

“Reconozco su triunfo y expreso mi felicitación y le deseo el mayor de los éxitos por el bien de México”, aseveró.

Arropado por decenas de simpatizantes que corearon su nombre, el expresidente del Partido Acción Nacional (PAN) dijo, por otra parte, que en los partidos del Frente el gobierno de López Obrador contará con un aliado en los temas de concordancia y una oposición firme en los que no.

Asimismo, el candidato por la presidencia reiteró que su campaña fue afectada desde el gobierno federal quien a su juicio usó de manera facciosa a instituciones públicas en su contra como la Procuraduría General de la República, no obstante acotó, esta situación “no mancha el triunfo de López Obrador”.

“La ciudadanía quería un cambio y optó mayoritariamente por la opción que él representa”, afirmó.

Al término de su mensaje, el cual dio a lado de los dirigentes nacionales de los tres partidos que integran Por México al Frente y de Emilio Álvarez Icaza de la ONG Ahora, Anaya abrazó a su esposa quien se encontraba a su derecha para luego retirarse sin más palabras.