Es al Congreso de la Unión a quien le corresponde revisar el marco normativo del INAI y hacer los cambios que juzgue necesarios para garantizar se mantenga la autonomía e independencia de la institución planteó Areli Cano.

La Comisionada, quien el próximo 31 de marzo cumple el periodo para el que fue designada, respondió así a la pregunta de si es necesario poner reglas para que los comisionados que salgan del INAI no acepten de inmediato representar a un partido político.

— Con la alternancia en el gobierno federal se abrieron muchas expectativas en torno a mejorar la relación asimétrica entre el gobierno y la sociedad, por ejemplo, el acceso a la información pública. En ese sentido, ¿cuánto hemos avanzado?

En los últimos cuatro años, los integrantes del pleno iniciaron una ruta de construcción del INAI con base en las nuevas capacidades normativas y constitucionales que derivaron de las reformas, del 2007 y 2014, que se concretaron en la ley general tanto de transparencia como de acceso a la información.

Se sentaron las bases para la construcción del Sistema Nacional de Transparencia; creamos todo el andamiaje normativo para darle sustento. Ahora el reto es cómo lo vamos a instrumentar y operar con todos los que integramos el Sistema. Me refiero a las instancias federales: al Inegi, el Archivo General de la Nación, la Auditoría Superior de la Federación  y  los 32 órganos garantes.

Tenemos en puerta la instrumentación de dos programas tanto en materia de datos como en materia de transparencia.

— ¿Falta la ley de archivos, verdad?

Así es. Falta la ley de archivos para completar este triángulo de efectividad del derecho de acceso a la información. Se logró la ley de datos personales en poder del sector público el año pasado.

— ¿En qué etapa estamos de la implementación del Sistema Nacional de Transparencia?

Hemos avanzado muchísimo porque ya contamos con el Sistema Nacional de Transparencia, se redujeron los plazospara atender las solicitudes de información y se establecieron normas de transparencia proactiva y de gobierno abierto que,  creo, se está permeando en el interior del país en las entidades públicas; se han sumado órganos garantes, gobiernos locales y la sociedad civil para propiciar conductas de apertura informativa al interior de la República.

También hay avances importantes en obligaciones de oficio. Se ampliaron un sinnúmero de obligaciones a sujetos obligados y ya están regulados y supervisados por el órgano garante nacional los partidos políticos, fideicomisos, sindicatos, poderes públicos, entre otros sujetos obligados.

Eso implicó un reto mayor porque ahora las obligaciones de oficio deben estar estandarizadas en una plataforma nacional de transparencia.

— ¿Cuál es el reto en esta materia?

Que el Sistema Nacional de Transparencia se articule con otros sistemas, me refiero al Sistema Nacional Anticorrupción, al Sistema Nacional de Archivos y al Sistema Nacional de Fiscalización.

— ¿Es necesario que tanto los ciudadanos como quienes trabajan en el INSI cuiden a ese órgano garante?

El ejercicio de la autoridad, en este caso el INAI ejerce su autonomía, su independencia, su imparcialidad en las decisiones.

En un órgano colegiado cada quien tiene su propia visión, su propia perspectiva de ver los asuntos y, bueno, por ello somos siete: el órgano garante se integra por siete visiones. Hay decisiones que se toman por unanimidad.

— ¿Cómo se construye la legitimidad y la confianza en las instituciones?

Pues por las propias decisiones que toman quienes integran el órgano máximo de decisión.

En la construcción de las instituciones hay una responsabilidad importante de quienes las integran, pero también de la ciudadanía. El hecho de una institución pública fortalecida es porque sus autoridades hacen lo que tienen que hacer y porque la ciudadanía también juega un papel de corresponsabilidad en exigirle que haga lo que le corresponde y cuando no es así, que le observe, para reencauzar caminos institucionales.

— ¿Deberíamos de pensar en poner reglas para que los comisionados que terminan su mandato no acepten de inmediato invitaciones para representar a un partido en un puesto de elección popular?

Cualquier persona que desee integrarse a este tipo de organismos autónomos tiene requisitos muy rigurosos. El legislador previó que quien llegara a este tipo de cargos gozara de autonomía y que esa autonomía e independencia se preserven durante su estancia en el cargo, eso es fundamental.

Ha habido situaciones en las que las normas se van modificando y creo que al legislador le corresponde hacer una nueva revisión de los marcos normativos, como lo ha dicho ya el comisionado presidente. Entonces vale la pena siempre estar revisando y actualizando los marcos normativos para regular conductas que, si generan alguna situación de incertidumbre o de molestia, se trate de regular esas circunstancias, siempre serán bienvenidos los cambios para garantizar esa independencia y esa autonomía de quienes integran las instituciones, y más cuando se trate de órganos del estado que tienen una cualidades de autonomía y sobre todo que garantizan derechos.

[email protected]