México y Estados Unidos pactaron pasar del diálogo a los hechos para terminar con el tráfico ilegal en la frontera.

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, y el embajador de EU en nuestro país, Christopher Landau, admitieron que una década llevan los esfuerzos de los gobiernos con ese propósito, sin que a la fecha se haya logrado frenar el tráfico de armas, dinero y droga en la frontera común.

“Hay muchas reuniones, pero lo importante es que tengamos resultados. En eso estamos enfocados, en que haya operaciones, y que no sólo haya palabras, porque esto no puede seguir así, para ninguno de los países (...) No podemos aceptar, como sociedades, lo que está pasando”, expresó el embajador Landau.

En el mismo sentido, el secretario Durazo reconoció que “estas reuniones llevan décadas, y la verdad es que los resultados en el ámbito del combate al tráfico de armas no ha dado resultados sustantivos”.