El Consejo Nacional de Seguridad Pública y el Senado de la República analizarán en este 2015 las acciones para combatir la desaparición forzada y la tortura, delitos que cobraron mayor atención luego de la desaparición de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Luego de aprobar el acuerdo 08/37/14, el Consejo Nacional de Seguridad Pública solicitó que en el marco de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia se trabaje en la elaboración de los protocolos de investigación en materia de desaparición forzada y tortura, que serán de aplicación nacional, y que deberán contemplar las mejores prácticas en el plano internacional.

También que se desarrollen y lleven a cabo los programas necesarios para capacitar al personal de las instituciones de procuración de justicia, en la implementación de dichos protocolos, los cuales deberán ser presentados al presidente Enrique Peña Nieto, a parte de su gabinete y a gobernadores durante la primera sesión del consejo en el 2015.

En tanto, el Senado tiene programado para enero abordar con especialistas ocho temas en seguridad, justicia penal y derechos humanos.

Los coordinadores del PRI, Emilio Gamboa; del PAN, Jorge Luis Preciado, y del PRD, Miguel Barbosa, anunciaron que en febrero del 2015 sacarán varias iniciativas con carácter prioritario, entre ellas las que tienen que ver con la agenda de derechos humanos con énfasis en desaparición forzada de personas, tortura y ejecución extrajudicial.

En la Cámara alta hay varias iniciativas en materia de desaparición forzada, la más reciente es de la senadora del PRI y presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz, quien propuso penas más severas para quienes cometan este delito, con énfasis en el castigo a servidores públicos que participen en él.

Argumentó que la desaparición forzada es una violación grave a los derechos humanos y es una práctica cruel que afecta tanto a la persona desaparecida como a su familia.