La Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó el recurso de revisión que promovió la Consejería Jurídica del gobierno de Chihuahua sobre la puesta a disposición de un juez federal de Antonio Enrique Tarín García, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez y Gerardo Villegas Madriles.

Ante ello, el gobierno estatal tiene tres días para poner a disposición de un juez federal con sede en la Ciudad de México a dichas personas, quienes enfrentan un proceso penal por el presunto desvío de más de 250 millones de pesos.

El Alto Tribunal desechó por “notoriamente improcedente” el recurso de revisión promovido por el gobierno de Chihuahua para dejar sin efecto la decisión de un tribunal colegiado.

Este último ordenó, al resolver un conflicto competencial, que se pongan a disposición de un juez federal con sede en la Ciudad de México a Antonio Enrique Tarín García, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez y Gerardo Villegas Madriles.

Mediante un acuerdo que fue notificado hoy se dejó en claro que el recurso promovido por el gobierno de Chihuahua —de Javier Corral— es notoriamente improcedente, porque “las sentencias pronunciadas por los Tribunales Colegiados de Circuito en ejercicio de la competencia delegada por este Alto Tribunal no admiten recurso alguno”. Por ello, deben ejecutarse a la brevedad, tomando en cuenta que se trata de determinaciones que constitucionalmente son definitivas e inatacables.

Chihuahua niega plazo

El gobierno de Javier Corral aseguró que es “falso” que la Corte haya dado un plazo de tres días para entregar a Gutiérrez a un juez federal. El consejero Jurídico, Jorge Espinoza, expuso que la Corte emitió un acuerdo, no sentencia, para desechar el recurso de revisión que interpuso Chihuahua.

Tras adelantar que interpondrían un recurso de revocación, aseguró que el plazo de tres días es para responder a la Corte del cumplimiento a lo resuelto por el Tribunal. Por ello aseguró que Gutiérrez se queda en el estado.