Por enésima ocasión, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que se mantendrá “absolutamente respetuoso” del proceso electoral en curso, de los candidatos y de sus postulados, a fin de que la sociedad mexicana elija libremente a sus gobernantes.

El gobierno de la República, aseguró primero desde Ensenada y luego en Tecate, Baja California, habrá de mantenerse “absolutamente respetuoso del proceso, de los candidatos, de sus postulados, de sus dichos, porque al final de cuentas se trata de que sea la sociedad mexicana la que defina, a partir de lo que escuche y vea”.

Al explicar que no hay proceso electoral que no desate polémica o señalamientos diversos, aseguró que todos los servidores de la administración pública federal tienen la consigna de “conducirse con estricto apego a la legalidad, siendo respetuosos de la libertad de expresión”.

El mandatario hizo votos por que las campañas en desarrollo privilegien la propuesta positiva y constructiva, por sobre la polémica.

Denuncia a Anaya

El senador panista Ernesto Cordero presentó en la PGR una denuncia de hechos contra Ricardo Anaya, por delitos de lavado de dinero y tráfico de influencias.

Cordero, quien se enemistó con Anaya al convertirse en abanderado presidencial de la coalición que incluyó al PAN, consideró que el último video difundido deja en claro esos hechos donde se “vincula con toda claridad a Ricardo Anaya en una red y esquema de lavado de dinero; quedó totalmente demostrado que la empresa que le compra la nave industrial es una empresa fantasma”, añadió.

Dijo que ha quedado demostrado en una audiencia donde el empleado de “Barreiro aceptó que fue presionado para beneficiar a Anaya bajo este esquema”. (Rubén Torres)