En respuesta a la queja que Adrián de la Garza, candidato del PRI-PRD al gobierno de Nuevo León, presentó en su contra ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), por intromisión en el proceso electoral en marcha, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en México no hay censura y que cualquier organismo internacional puede observar lo que sucede en el país.

“Miren, nosotros no tenemos nada que ocultar. Nosotros estamos luchando por la democracia, queremos la transformación del país, estamos en contra de la corrupción y puede venir cualquier organización, están las puertas abiertas. No impedimos a nadie que observe lo que está sucediendo en nuestro país; no hay censura para nadie”, respondió a pregunta específica sobre la denuncia que el priista hizo en Washington, ante Luis Almagro, secretario general de la OEA.

Relató que denunció públicamente que el candidato priista a gobernador de Nuevo León entrega tarjetas a las mujeres durante su campaña electoral, ofreciendo que si gana les dará apoyos monetarios, porque está obligado a hacerlo.

“Acerca de las tarjetas, estamos obligados a denunciarlo porque consideramos que es un delito; pero esto lo va a resolver la autoridad correspondiente, la Fiscalía (General de la República)”.

Desde su punto de vista, la entrega de tarjetas en campaña no solo es un delito, sino una inmoralidad “porque el voto tiene que ser libre; la elección tiene que ser limpia”, pero pidió esperar a que sea la FGR quien resuelva “de acuerdo a la ley, si es o no un delito”.

Durante la conferencia matutina, López Obrador dijo que “todo mundo tiene derecho a ir a la OEA, a la ONU, a cualquier organismo internacional”, y que es bueno que el tema esté a debate porque “lo más importante es que se pueda detener la compra del voto, el tráfico con la pobreza de la gente, la entrega de despensas”.

Caso contra el Ejecutivo

Por otra parte, ayer el PRD formalizó la denuncia penal en contra del presidente López Obrador ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el delito de peculado.

De acuerdo con la denuncia presentada por Jesús Zambrano Grijalva, presidente nacional del PRD, el mandatario mexicano viola la ley al usar recursos públicos durante la conferencia de prensa que ofrece a diario en Palacio Nacional para favorecer a Morena.

En su fracción primera, el artículo 223 del Código Penal Federal, en el que se fundamenta la denuncia, establece que comete el delito de peculado “todo servidor público que para su beneficio o el de una tercera persona física o moral, distraiga de su objeto dinero, valores, fincas o cualquier otra cosa perteneciente al Estado o a un particular, si por razón de su cargo los hubiere recibido en administración, en depósito, en posesión o por otra causa; Zambrano Grijalva afirmó que hoy los delitos electorales son considerados graves.

rolando.ramos@eleconomista.mx