El presidente Enrique Peña Nieto reprochó que haya mexicanos que no reconozcan los avances y logros de su gobierno, resultado de las reformas estructurales en materia educativa, energética y de telecomunicaciones, entre otras, que sientan las bases del crecimiento económico.

“Por eso cuando dicen ‘qué mal estamos’ o algunos refieren ‘qué mal está nuestro país’, ‘ha sido una tragedia lo que a México le ha ocurrido’, pues, francamente, es no querer ver o no querer reconocer lo que sí hemos logrado y los avances que tenemos”, expresó.

Al celebrar el Día del Politécnico, el mandatario mexicano se mofó: “Qué tan mal estamos, que hemos logrado generar el mayor número de empleos en la historia del país. En ninguna otra administración, de ningún otro tiempo, se habían generado 3.6 millones de empleos. Si eso es estar mal, es no reconocer este avance”.

“Tan mal estamos”, insistió en el tono, “que México nunca había tenido” un crecimiento económico sostenido, como ha sucedido en todos los trimestres de su administración y que ya suma 13% acumulado; eso no ocurría, dijo, hace más de 40 años.

“Podríamos estar mejor, claro”, admitió, “y eso quisiéramos, pero tampoco somos ajenos a cómo está el mundo y cómo enfrentamos un escenario bien adverso”; desde su perspectiva, el balance es positivo porque prácticamente el crecimiento acumulado es de más de 13%, con una inflación de 4%, en promedio, la “más baja de los últimos 48 años”, y se trata del periodo “cuando menos se han incrementado los precios”.

“Qué tan mal estamos que éste ha sido el gobierno de la Inversión Extranjera Directa, que ya alcanza 50% más que la registrada en la pasada administración”, aseguró.

rramos@eleconomista.com.mx