En el marco de la Estrategia Nacional Antisecuestro, las Unidades Especializadas en el Combate a este ilícito  analizaron los resultados de las acciones operativas realizadas en los estados, durante el primer semestre del 2018.

Durante una reunión en las instalaciones de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), donde estuvieron presentes la Coordinadora Nacional Antisecuestro, Patricia Bugarin; el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, Gualberto Ramírez y el titular de la Policía Federal Ministerial de la AIC Vidal Díaz-Leal Ochoa, dieron a conocer que la tendencia en la incidencia del delito de secuestro registró una disminución de 17.89 por ciento.

Al pasar de 760 carpetas de investigación en el primer semestre del 2017 a 624 el mismo periodo de este año.

En el evento también estuvieron los representantes de la Policía Federal de la Ciudad de México, Hidalgo, Guerrero, México, Morelos, Tlaxcala y Puebla, quienes intercambiaron información sobre casos de éxito, así como para el desarrollo de acciones de prevención y contención del delito de secuestro.

Las autoridades compartieron información respecto a la atención que se le otorga a las víctimas de secuestro y su reintegración al núcleo familia, así como la acreditación de la policía y el ministerio ante la autoridad judicial para sancionar a los presuntos responsables.

En un comunicado de prensa, la Secretaría de Gobernación informó que el modelo homologado de unidades antisecuestro y las reuniones regionales están previstos en la Estrategia Nacional Antisecuestro, implementada en nuestro país desde el 2014.

Por lo anterior, las Unidades Especializadas en Combate al Secuestro de cada entidad federativa mantienen “el compromiso de capacitar y profesionalizar a su personal para mejorar la atención a los ciudadanos que se acercan a denunciar cualquier hecho de esta naturaleza”.