El coordinador del PT en el Senado, Ricardo Monreal, pidió a la Secretaría de Gobernación transferir a penales de máxima seguridad a los reos catalogados como de alta peligrosidad que se encuentran en cárceles federales a lo largo del país.

Ello, para evitar acontecimientos como el ocurrido el pasado 19 de febrero en el penal de Apodaca, Nuevo León donde murieron 44 reclusos y se fugaron 30.

Asimismo exigió un a investigación exhaustiva de los hechos y castigar a los funcionarios responsables.

El legislador del Partido del Trabajo (PT) Sostuvo que los acontecimientos en el penal de Apodaca demuestran 'la anarquía que han establecido los criminales al interior de las cárceles, lo que lejos de desincentivar el crimen, los alienta'.

Por ello, es necesario que el gobierno federal transforme el sistema penitenciario, pues de nada sirve perseguir criminales si al llegar a la cárcel éstos siguen como en casa', aseveró.

El ex gobernador de Zacatecas aseguró que según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en los últimos cinco años se registraron 887 incidencias en el sistema penitenciario del país, que involucra a 5,179 internos.

"De ese total 3,269 participaron en motines, 922 en riñas, 316 murieron, 320 se fugaron y ha habido 52 homicidios, 83 suicidios, 60 agresiones a terceros, 107 huelgas de hambre, 14 autoagresiones y 10 intentos de fuga", agregó.

El líder de los senadores del PT indicó que de acuerdo a dicha dependencia, en 48 por ciento de los penales en el país hay sobrepoblación, y en julio del 2011 en 27 centros penitenciarios se concentraba el 50.1% de la población carcelaria nacional.

MIF