Personal de diversas dependencias e instituciones del gobierno capitalino continúa con los trabajos de remoción de escombros, así como de investigación y de peritaje, en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.

En entrevista, el procurador General de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza, comentó que sigue encendida la pipa de gas que presuntamente ocasionó el siniestro.

Descartó que esa situación represente riesgo y puntualizó que, por seguridad, lo que se busca es que se consuma todo el combustible que contiene la unidad.

El funcionario indicó que policías de investigación, agentes del Ministerio Público y peritos de diversas áreas de la dependencia a su cargo como fotografía, criminalística e instalaciones hidrosanitarias y gas permanecen en el lugar para determinar el origen del estallido.

También ha ingresado personal con perros entrenados para buscar más víctimas. Hasta el momento, dijo, se tiene conocimiento de que dos personas fallecieron como consecuencia de la explosión.

Ríos Garza agregó que el apoderado legal de la gasera declara ante el Ministerio Público y reiteró todo el apoyo de la procuraduría capitalina para las víctimas.

Explosión en Hospital Materno - Infantil del Contadero, en Cuajimalpa

mfh