“Quien no está dispuesto a transparentar, no merece gobernar”, estableció José Antonio Meade Kuribreña.

Desde Cuautla, Morelos, tras montar una guardia de honor y depositar una ofrenda floral ante el monumento erigido al prócer mexicano Emiliano Zapata en ocasión del 99 aniversario de su muerte, el candidato de la coalición Todos por México a la Presidencia de la República llamó una vez más a sus oponentes a transparentar patrimonio personal y trayectoria.

“Sólo desde la integridad y de la transparencia se puede aspirar legítimamente a pedir el apoyo de los ciudadanos, lo demás es simulación o incongruencia. No puede promover la justicia social quien no ha sido íntegro en su conducta personal y su trayectoria política, en la vida pública, nadie debe escapar al examen detallado de su trayectoria, sus logros y su patrimonio personal”.

Horas más tarde, en Cuernavaca, propuso que de ganar la elección en los primeros 180 días de su eventual gobierno será realidad en el país “un Código Penal único en los delitos que más nos duelen, en los que más lastiman nuestra seguridad”.

Para combatir la inseguridad, dijo, se requiere, entre otras medidas, contar con una policía mejor pagada y con vocación de proteger y servir.

“En materia de seguridad el contraste es especialmente claro. En esta elección vamos a escoger entre justicia y amnistía (...) En esta elección hay quien cree en las instituciones de justicia, y quien escoge atacarlas y sacar a los criminales de la cárcel para regresarlos a las calles”, arengó el candidato priista.