Los testimonios de cerca de 2,000 familias que habitaban pueblos en la zona serrana del municipio de Choix, Sinaloa, de que hay más grupos armados que los hostigan, obligándolos a emigrar, ha llevado a la Secretaría de la Defensa Nacional a enviar otros 300 elementos de élite a partir de este lunes.

Fuentes castrenses precisaron que los elementos de fuerzas especiales se sumarán a las 300 que fueron enviados la semana pasada a esa zona serrana colindante con Chihuahua y Durango.

El grupo apostado con anterioridad se enfrentó con varios grupos armados cuatro días de la semana pasada, con apoyo de las policías del estado y federales, dejando un saldo de 20 hombres muertos, así como un soldado y un policía, sumando 22 bajas.

La fuerza militar estará encabezada por el comandante de la Tercera Región Militar, general Moisés Melo, quien desplegó las primeras incursiones castrenses en búsqueda de los agresores que habían asolado a la población de Choix y de Los Altos en la sierra, zona que forma parte del denominado Triángulo Dorado, compuesto por Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Familias completas de La Cofradía, Sabino Cuate, El Platanillo y El Pantano se trasladaron a la Sindicatura de Chinobampo, mientras que otras se dirigieron a Mazatlán y Badiraguato, procedentes de otras regiones serranas.

Pobladores, comuneros y habitantes de Ocoruni, San José de Hornos, Los Laureles, La Manza, La Joya de los Mártires, Los Alamitos, San Ignacio, La Concordia y La Noria son atendidos en albergues temporales, donde narraron a las autoridades los hechos de los que fueron víctimas.

Con estos testimonios, los elementos del Ejército con el apoyo de policías municipales y estatales, bajo el mando castrense, continuarán revisando la sierra, ya sea para expulsar a los grupos delictivos o someterlos a la autoridad.

[email protected]