El presidente Felipe Calderón Hinojosa aseguró que no hay otro camino para México que las reformas de fondo, que permitan al país generar crecimiento y empleo que necesitan los mexicanos.

En este sentido, señaló que en el 2009 se tomaron las decisiones correctas y nos fortalecieron como país y separarnos de la ruta de peligro hacia la crisis financiera, y devolverle a México la reputación internacional y la confianza de los inversionistas, que ha permitido que se reduzca el riesgo-país de México .

Y por eso, estamos impulsando y llamando a que se logre, mediante la discusión, el diálogo, el respeto recíproco, la escucha de las ideas y propuestas de todos, una reforma laboral que facilite el acceso al trabajo para muchos mexicanos, muchos jóvenes, muchas mujeres que no pueden ahora fácilmente incorporarse a un trabajo, y que nos permite incrementar la productividad de las empresas, entendidas éstas como comunidades de personas, de trabajadores y empleadores, y mejorar el ingreso de los trabajadores y sus familias , expresó.

En la toma de protesta de la Mesa Directiva de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, el Ejecutivo afirmó que se está revirtiendo la tendencia económica e iniciando una ruta clara hacia el crecimiento del país.

En pleno año de dificultades nos dedicamos a trabajar. Hicimos a un lado el pesimismo y nos enfocamos a revertir los efectos de la crisis, y a fortalecer nuestra economía , puntualizó.

Acompañado del secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, y representantes de organismos empresariales, el mandatario reiteró el compromiso con este sector y subrayó que velará por el desarrollo de las empresas, de generar las condiciones de competitividad y eficiencia, para que pueda así generarse más inversión y, con ello, los empleos cada vez más numerosos y cada vez mejor remunerados.

apr