Manlio Fabio Beltrones Rivera, coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, señaló que el proyecto de reforma laboral enviado por el Senado perdió su carácter de "iniciativa preferente", por lo que será turnada a la Comisión de Trabajo y estará allí "el tiempo que sea necesario para sacar una muy buena ley".

En conferencia de prensa, el coordinador de los priístas aseguró sin embargo que el presidente electo, Enrique Peña Nieto, tendrá una reforma laboral, que tenga como principios fundamentales la transparencia, la democracia, los derechos sindicales y la estabilidad laboral.

Beltrones Rivera sostuvo que "el PRI se compromete a darle a México una reforma laboral que salvaguarde los derechos de los trabajadores y de la estabilidad laboral".

El legislador priísta se declaró en contra del artículo 381 Bis, que se adicionó en el Senado, porque a su juicio pone en subasta los contratos colectivos de trabajo. Dijo que dicho artículo podría ser anticonstitucional. Además dijo que el artículo 371 sobre la transparencia en sindicatos debe quedar en los términos en que salió de la Cámara de Diputados.

Aclaró que ellos estarían votando de la misma manera que lo hicieron los senadores del tricolor y aunque señaló que ya no hay plazos fatales, aseguró que la reforma sí se sacará adelante.

NO SERÁ CONGELADA: LOZANO

Al respecto, el senador Javier Lozano Alarcón, del Partido Acción Nacional (PAN), descartó que la Cámara de Diputados pudiera congelar la reforma laboral, pues ya pasó la parte más difícil de la discusión y es una reforma que urge a México.

Lozano Alarcón consideró probable que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mantenga su posición de avalar sólo cuatro de los ocho artículos que modificó el Senado, aunque sería plausible que los diputados priistas avalen el articulado reformado.

LA RUTA DE LA REFORMA

La devolución que hizo el Senado a la Cámara de origen, tomó como base la fracción E del Artículo 72 constitucional, por lo que la Cámara de Diputados solamente podrá discutir y, en su caso, modificar los ocho artículos que reformaron los senadores.

La Comisión de Trabajo en la Cámara de Diputados, presidida por el legislador del Revolucionario Institucional (PRI), Carlos Aceves del Olmo, está integrada por 12 diputados priistas, siete de Acción Nacional (PAN), seis del de la Revolución Democrática (PRD), dos del Verde Ecologista de México (PVEM). Además, por un representante por cada uno de los siguientes partidos: del Trabajo, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza.

En caso que los diputados decidan rechazar alguno de los artículos modificados, enviarían esas modificaciones a los senadores, quienes analizarán en una segunda revisión las correcciones o adiciones que se hagan en San Lázaro.

En este escenario, si el Senado consensa, por mayoría absoluta, desechar o reformar las modificaciones que hizo la Cámara de origen, se enviará al Ejecutivo federal el articulado que fue aprobado sin cambios por ambas cámaras, para su promulgación.

Pero, si los senadores insisten en incluir nuevamente dichas modificaciones, la Reforma Laboral sería discutida hasta el siguiente periodo ordinario de sesiones, programada para el 1 de febrero de 2013, pues un mismo asunto no puede ser abordado dos veces en el mismo periodo.

Una opción para darle salida a la iniciativa es que ambas cámaras acuerden, con los votos de la mayoría absoluta de los legisladores presentes, que se promulgue la Reforma Laboral sólo con los artículos aprobados, y los modificados serían sometidos nuevamente a votación en las sesiones siguientes.

La publicación de la Reforma Laboral en esas condiciones sería una posibilidad, luego que la diferencia es en ocho artículos, y el proyecto consta de aproximadamente 400 artículos.

De presentarse nuevamente la iniciativa preferente del presidente Felipe Calderón Hinojosa al pleno cameral tendrá como escenario al frente conformado por los diputados y diputadas de los partidos de izquierda con 104 del Partido de la Revolución Democrática; 16 del Movimiento Ciudadano, y 15 del Partido del Trabajo; además de 114 del Acción Nacional.

Mientras, la bancada del Partido Revolucionario Institucional está integrada por 212 legisladores, 29 del Partido Verde Ecologista de México y 10 de Nueva Alianza.

apr/ Con información de Formato 21