El secretario de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Miguel Ángel Aguayo López, aseveró que la aprobación de la reforma educativa en ese órgano legislativo constituye el primer paso hacia el progreso del país.

El legislador priísta planteó que en un mundo global, altamente competitivo y exigente, los estándares de cobertura y calidad de la educación deben ser elevados de manera sustancial.

"Para mejorar la educación es necesario evaluarla objetiva e integralmente. Se deben medir, analizar e identificar las fortalezas y debilidades del sistema para poder tomar decisiones en su favor", explicó.

Aguayo López confió, entonces, en que esa posibilidad de evaluación ayudará a potenciar el desempeño de los maestros y a dignificar su profesión.

Ahora, señaló el diputado federal, será el Senado de la República el que deberá analizar el dictamen. "Esperamos que el aval sea mayoritario, México tiene prisa y México ha empezado a moverse".

En su oportunidad, la diputada Lucila Garfias Gutiérrez sostuvo que el magisterio nacional seguirá trabajando para mejorar la calidad educativa y en la actualización profesional de sus agremiados.

Subrayó que los trabajadores del ramo siempre han exigido una educación de calidad y que con sus propuestas el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) busca una evaluación integral del magisterio para detectar las deficiencias y superarlas.

mac