El Senado de la República devolvió a la Cámara de Diputados la reforma educativa, tras no alcanzar las dos terceras partes de los votos de los legisladores en la discusión de los cambios Constitucionales en lo particular.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres Guadarrama, anunció que debido a que el proyecto de decreto no alcanzó las dos terceras partes, “se devuelve a la Cámara de Diputados con las modificaciones aprobadas y solamente lo aprobado por esta asamblea”.

En la sesión, tras la aprobación en lo general, los senadores de oposición reservaron diversos artículos para la discusión en lo particular, los cuales fueron desechados por la mayoría de Morena, pero en la votación no alcanzaron la mayoría calificada, pues votaron 81 a favor, 39 en contra y hubo dos abstenciones.