Las reformas constitucionales en materia de transparencia, que aún esperan el aval de la mayoría de los congresos de los estados del país, obligarían a crear un catálogo de supuestos en los que las dependencias podrán argumentar ante la ciudadanía que la información solicitada no existe.

Expertos han alertado sobre esa falta de catálogo ante solicitudes ciudadanas de transparencia de información.

Creemos que los mayores obstáculos son las reservas de información, pero en muchas ocasiones no es que se reserve sino que la información no se está generando y no existe , explicó en su momento a El Economista la coordinadora del área de Transparencia y Rendición de Cuentas de Fundar.

Haydeé Pérez, quien consideró entonces que un reto sería hacer una revisión sobre la información que debe ser generada por las dependencias y con ello crear catálogos definidos sobre en qué casos se puede declarar que la información realmente no existe.

Datos públicos indican que durante el 2013 las dependencias públicas argumentaron en 5,686 solicitudes de información que los datos requeridos por ciudadanos no existían.

La tendencia en este tipo de respuestas ha sido variable, ya que en el 2012 el número de respuestas fue ligeramente menor, al declarar la inexistencia sólo en 5,437 expedientes.

Sin embargo, en el año 2011 había llegado a 6,283 solicitudes con este tipo de respuesta; mientras que en el 2010 se registraron 7,417 casos en los que las dependencias argumentaron a ciudadanos la inexistencia de la información.

La reforma constitucional que ya aprobó el Congreso de la Unión y que necesita el aval de la mayoría de las Legislaturas estatales para su entrada en vigor, contempla el plazo de un año para que senadores y diputados armonicen las leyes secundarias y además expidan una ley general del Artículo 6 de la Constitución.

[email protected]