El presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, aseguró que el Pacto por México "sigue" y la próxima reforma importante en ese acuerdo es la de telecomunicaciones.

En la presentación del Consejo Rector del Pacto por México indicó que dicha reforma permitirá asegurar el derecho constitucional a la información veraz y el acceso a una sociedad de información y conocimiento, así como evitar la concentración monopólica de medios de comunicación.

El dirigente perredista dijo que "se trata de evitar que se erijan poderes fácticos y que el Estado mexicano mantenga su vigencia en el territorio nacional".

Asimismo, aseguró que la participación del PRD en este acuerdo no se da en una lógica de confrontación sino de participación constructiva con el gobierno federal y el partido gobernante.

Sin embargo, aclaró que su partido no estará en la lógica de lo que Octavio Paz denominó el logro filantrópico, "es decir del papel del presidente de la República dadivoso, que todo otorga y al que hay que pedirle favores toda la vida".

Zambrano Grijalva recalcó que en la actualidad el país enfrenta otra realidad en la que todos deben participar para la solución de problemas desde las fuerzas partidistas y los gobiernos en sus distintos niveles, el Poder Legislativo y en general la sociedad.

Indicó que si bien el Poder Legislativo tiene una destacada participación en el Pacto, este acuerdo no suplirá la función de los legisladores, pues no se convertirá en una "pactocracia" o "partidocracia", sino que es "la conjunción de esfuerzos y de responsabilidades distintas que cada uno tenemos".

Precisó que el Pacto por México tuvo como una de sus primeras acciones la reforma educativa, la cual aclaró no busca afectar los derechos constitucionales adquiridos por los trabajadores de la educación o la privatización de la educación pública a partir de los consejos que se pretenden formar en cada escuela.

Por el contrario, refirió, "lo que hemos puesto por delante es recuperar la obligación constitucional y la facultad del Estado mexicano para impartir la educación pública, laica y gratuita y una educación universal y de calidad".

En ese sentido, Jesús Zambrano responsabilizó a la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de impulsar una campaña de desinformación "para confundir y descalificar lo bondadoso, generoso y valioso que tiene la reforma educativa".

mac