En siete acciones por separado elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, realizaron igual número de cateos en inmuebles y estaciones de servicio en los estados de Nuevo León, Coahuila, Durango y Jalisco, donde recuperaron 350,000 litros de hidrocarburos que fueron sustraídos de forma ilícita de los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX) que pasan por dichas entidades o roba de pipas.

La Procuraduría General de la República (PGR), informó que la SEIDO después de obtener del Juez de Control Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de México, las órdenes de cateo para seis inmuebles en Coahuila, Durango y Nuevo León, relacionados con delitos en materia de hidrocarburos, que se venían desarrollando desde febrero pasado.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de hechos anteriores, logró obtener información del sitio de una empresa ubicada en Nuevo León que tenía participación en hechos delictivos, así como cinco estaciones de servicio de combustible donde los “huachicoleros’’ vendían el producto del ilícito, asentadas dos de ellas en Coahuila y tres más en Durango.

Al integrar la carpeta de investigación desde febrero pasado cuando se vinculó a proceso a diversas personas relacionadas con delitos en materia de hidrocarburos, fue como se desarrollaron las acciones, en la primera se aseguró 42,834 litros de gasolina Premium, 88,486 de Magna y 93,244 litros de diésel, así como seis inmuebles, numerario, equipos de cómputo y documentación diversa.

En tanto la Delegación de la PGR en Jalisco, cumplimentó una orden de cateo, otorgada por el Juez de Control de Justicia Penal Federal en el estado, para un inmueble ubicado en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga y en calles de la colonia La Alameda, ubicaron un inmueble en cuyo interior se observaban vehículos y bidones con olor a hidrocarburo, donde se recuperó 125,000 litros y se aseguró vehículos, camiones, semirremolques.