El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, informó que se redujo de 96 a 72 horas el corte de suministro de agua programado en un inicio del 30 de octubre al 4 de noviembre, esto luego de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) informaran que algunas tuberías del Sistema Cutzamala no necesitan ser reemplazadas o reparadas.

En entrevista, el jefe de Gobierno capitalino señaló que el tiempo de regulación del abasto de agua, al concluir las obras de mantenimiento, será entre 20 y 36 horas posteriores a que se reinicie el suministro de agua.

Reiteró que se ha solicitado a la Comisión Nacional del Agua incrementar 15% el abastecimiento del Sistema Cutzamala, es decir, más de 9,000 litros por segundo, para que con el incremento sea posible llenar grandes tanques de almacenamiento.

Añadió que se espera que a partir del martes 2 de noviembre se tenga una regularización mayor, “reitero, no vamos a dejar sola a la ciudadanía y continuaremos el operativo con pipas.

“Tenemos que igualar el suministro que se está perdiendo, primero a través del llenado previo de sistemas y tinacos; segundo, con el aumento del Sistema Lerma, que nos permitirá atender a otras colonias que tenemos pendientes y, sobre todo, a las dos alcaldías que tendrán corte total. El tercer punto son las 930 pipas, con tres o cuatro viajes, y 88 garzas”.

En ese sentido, aseguró que habrá posibles sanciones por el desperdicio de agua.

Agregó que la contraloría estará presente en las garzas —tomas de agua— y en los sitios de distribución para evitar el cobro del líquido, que estará llegando a través de las pipas, y evitar el condicionamiento para su entrega. Enfatizó que la Secretaría de Seguridad Pública se incorporará durante el operativo para acompañar a las pipas y asegurar su llegada a los distintos puntos de abastecimiento.

Por su parte, el director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre Díaz, informó que la distribución de las 960 pipas tendrá un costo para el Gobierno capitalino de 30 millones de pesos durante la etapa de contingencia.

Durante una reunión con la Comisión Integral de Agua del Congreso local, también aseguró que la normalización del problema se dará hasta el 8 de noviembre además que tienen detectados “puntos rojos” como las alcaldías de Iztapalapa, Tláhuac e Iztacalco, donde grupos de personas se apoderaron de pipas de agua.

“Va a ser muy difícil resolver con pipas el problema del próximo recorte de agua, aunque con la noticia de que no serán cuatro sino tres días solamente el recorte de agua, nos mantiene tranquilos, aunque no deja de ser un problema, es importante que la gente recicle y almacene agua hasta el 31 de octubre”, indicó.

El sistema Cutzamala va a suspender el suministro en la ciudad el día 31 a las 5 de la mañana, detalló.

“Esperaríamos que el día más fuerte —de escasez— sea el día 1, el día 2, pero ya el día 3 se restablece el Cutzamala, pero nuestros tanques van a estar vacíos y la idea sería entre el 3 y el 4 llenarlos, para empezar a dar servicio el día 5”, explicó el director general del Sacmex.