Los padres de los 42 normalistas aún desaparecidos de Ayotzinapa podrían ingresar esta semana acompañados de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y funcionarios federales, al 27 Batallón Militar de Iguala, para constatar que sus hijos no se encuentren ahí retenidos.

En entrevista telefónica, David Flores Maldonado, integrante del Comité de Estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, informó que los padres realizaron este fin de semana un plan técnico de búsqueda al interior de dicho cuartel militar, el cual entregarán a las autoridades federales. No se trata de entrar por entrar, tenemos que tener un programa , aseguró.

Flores Maldonado dijo que la prioridad de los padres en este momento es la búsqueda ciudadana de sus hijos que comenzaron el pasado jueves en la región de la Montaña de Guerrero, acompañados de estudiantes de la UNAM, así como de la Policía Comunitaria de Guerrero de Onilala y Temalacazingo.

Mientras que el vocero de los padres de los jóvenes desaparecidos, Felipe de la Cruz, dijo que están conscientes de que no encontrarán a sus hijos en el 27 Batallón de Iguala, Maldonado abundó en que el plan de búsqueda será acordado en conjunto con las organizaciones que apoyan al movimiento.

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, insistió el viernes en que la revisión al cuartel militar de Iguala que demandan los padres, y que ya aceptó la Secretaría de la Defensa Nacional, debe realizarse cuanto antes, a fin de distender las dudas de los propios familiares.

El titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que la entrada a los cuarteles se trata de una estrategia para desviar la atención de las investigaciones federales que apuntan al asesinato y calcinamiento de los 43 normalistas.

[email protected]