El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, dio a conocer que 50,000 elementos de la policía militar, naval y federal han sido desplegados, desde el 1 de diciembre, en las 150 regiones del país, de manera permanente.

Durante el décimo aniversario del Servicio de Protección Federal, el funcionario federal detalló que se trata de 35,000 policías militares: aproximadamente 8,000 policías navales y el resto, policías federales.

Durazo Montaño explicó que el país fue dividido en 266 regiones, pero se hizo un reagrupamiento de las mismas para reducirlas a 150 en virtud de que el estado de fuerza no alcanzaba para cubrirlas.

Refirió que “la característica de este estado de fuerza desplegado en cada una de las regiones es que es operado por un mando del que dependen o con el que se coordinan en términos operativos el resto de las fuerzas”.

En el caso de los estados ubicados en litoral, el mando operativo recae en un integrante de la Marina, mientras que en el interior de la República el mando recae en un militar.

El titular de la Secretaría de Seguridad agregó que en estas regiones se están replicando todos los días reuniones sobre seguridad que se realizan a nivel federal.

Al reconocer que hay “focos de violencia”, particularmente asociada con el robo de combustibles, indicó que alistan una estrategia en la materia, la cual será presentada la próxima semana “para que la ciudadanía sepa la manera como vamos a enfrentarlo”.

Advirtió que el reto en cada una de las regiones es que con el apoyo del estado de fuerza se tenga la capacidad suficiente para enfrentar de manera exitosa la problemática que se presenta en cada zona del territorio nacional.

En este marco dejó claro que “no hay ningún motivo de incertidumbre, la creación de la Guardia Nacional se sustentará en una primera etapa, como lo hemos dicho, en la integración de elementos de la Policía Militar, de la Policía Naval, de la Policía Federal”.

Sin embargo, en los tres casos, enfatizó, el personal que se adscriba a la Guardia Nacional conservará sus ingresos, antigüedad y derechos.

“Y en todo caso, iremos mejorando la condición socioeconómica de todos ellos, de manera paulatina a partir del combate a la corrupción y de los ahorros que podamos generar mediante el programa de austeridad”, agregó.

Exhorto del congreso

La Cámara de Diputados aprobó un exhorto para que el próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, así como su equipo, hagan públicos los exámenes de confianza a los que se sometan.

“La Cámara de Diputados del honorable Congreso de la Unión solicita respetuosamente al titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana a que tanto él, en su calidad de titular de dicha dependencia, como su equipo de trabajo den a conocer a la opinión pública los resultados de los exámenes de control de confianza, tal y como lo dispone la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública”, indica el punto de acuerdo.

En el mismo punto se precisa que de acuerdo con el artículo 13 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, todos los funcionarios que estén relacionados con las tareas de seguridad, incluidos los titulares de las dependencias, deberán de someterse a exámenes de confianza.

Ante el pleno de San Lázaro, el diputado Santiago González Soto del Partido del Trabajo indicó que los controles de confianza, además de otorgar seguridad sobre las designaciones, son una manera de conocer la profesionalización de un servidor público. (Con información de H. Molina y S. Corona)