Por violaciones graves a los derechos humanos, la CNDH dirigió la Recomendación general 29/2018 a la Secretaría de Marina y la Procuraduría General de la República, por retención ilegal y tortura de 17 personas, además de la dilación u omisión en la investigación de este delito.

Se trata de 12 expedientes de queja sobre hechos ocurridos en el periodo 2013-2017 en Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas, donde se atribuyó la detención y tortura a 32 elementos navales.

Mientras que por negar el acceso a la justicia de las víctimas, se señaló a 17 agentes del Ministerio Público Federal, los que dilataron la integración de investigaciones sobre los delitos señalados.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos acreditó que tras la detención de las víctimas, fueron llevadas a instalaciones de la Semar, donde fueron “agredidas y retenidas bajo la custodia de los elementos aprehensores” para posteriormente ser puestas a disposición de las autoridades ministeriales.

La CNDH detalló que es “una práctica constante que los elementos navales realizan detenciones de personas alegando supuestos casos de flagrancia o denuncias anónimas que derivan en actos violatorios de derechos humanos”.

Entre las víctimas de los elementos de la Semar están cuatro mujeres y 13 hombres, quienes sufrieron amarres de pies y manos, golpes, vendado de ojos, agresiones psicológicas, descargas eléctricas, tablazos en glúteos, espalda, piernas, espinillas, plantas de los pies e intentos de asfixia.

De las 17 personas que fueron retenidas y torturadas, al menos 11 de ellas sufrieron violencia sexual.

“Este tipo de agresiones determinó que se emitiera el Acuerdo de Violaciones Graves a los Derechos Humanos en la presente Recomendación a la Semar”, detalló el organismo.

Con relación a los agentes del Ministerio Público Federal, acreditó que dilataron u omitieron iniciar una indagatoria seria, imparcial y efectiva por el probable delito de tortura a pesar de tener conocimiento de manera individual de los hechos contenidos en los 12 expedientes de queja que dieron como resultado la Recomendación.

Sin embargo, señaló, hasta este momento sólo en cinco casos se ha iniciado la averiguación previa correspondiente, cuando ha transcurrido un término que oscila entre uno y tres años para el comienzo de su integración.

Mientras que en los siete casos restantes, se desconoce si está en trámite la investigación sobre los hechos señalados.

En este sentido, la CNDH recomendó al titular de la Semar, Vidal Soberón, reparar el daño a las 17 víctimas y que éstas sean inscritas en el Registro Nacional de Víctimas, así como colaborar en la presentación y seguimiento de la denuncia que se formulará en la PGR para que investigue al personal naval que participó en la retención y tortura.

En tanto, la PGR deberá continuar con las diligencias necesarias para determinar las cinco averiguaciones previas iniciadas, además de colaborar y dar seguimiento a la queja que se promueva en contra de los 17 ministerios públicos responsables, y de estar prescrita la sanción, se incorpore a su expediente copia de la Recomendación.