En caso de que las medidas tomadas por la contingencia sanitaria en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se relajen demasiado pronto, se genera el riesgo de un rebrote de Covid-19 más intenso, coincidieron especialistas.

La emergencia por el coronavirus no terminará el 1 de junio, ni el 15 de junio; concluirá cuando se tenga una vacuna contra el Covid-19, enfatizó la epidemióloga y catedrática de la Facultad de Medicina de la UNAM, Guadalupe Soto.

“A pesar de todos los casos, que ya son más de 20,000 en la CDMX nada más, sabemos que la mayoría de la población no ha estado en contacto con el virus, pese a los casos que ha habido, entonces tenemos esta alta susceptibilidad de la población”, dijo la doctora Soto.

La académica indicó que se debe mantener, incluso cuando haya semáforo verde en el Valle de México, medidas como el lavarse las manos constantemente, utilizar cubrebocas en espacios públicos y aplicar en lo posible el distanciamiento social.

“Entre más limitemos esta transmisión (del virus) vamos a retrasar un nuevo pico”, reiteró.

La doctora Soto añadió que de acuerdo con un modelo matemático de la Facultad de Medicina de la UNAM, puede haber un repunte de los casos de Covid-19 en el país “a finales de agosto, principios de septiembre y esto coincide con la baja en la temperatura”.

Jorge Baruch, vocero de la Comisión de Covid-19 de la UNAM, coincidió en que hasta ahora han sido relativamente pocas las personas que han entrado en contacto con el virus, por lo que en caso de no mantenerse las medidas de protección por parte de la población, los rebrotes pueden ser más intensos.

[email protected]