El coordinador de grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, instó a los funcionarios del gobierno federal a salir de sus oficinas y recorrer los municipios para darse cuenta de la realidad en torno al fenómeno del narcotráfico.

Los narcos, explicó el guanajuatense, usan los permisos que expide la propia autoridad municipal para organizar ferias, obligan a los alcaldes a la asignación de obras o al pago de comisiones, y de ahí surge la infiltración del crimen organizado con los presidentes de los ayuntamientos.

¿En dónde está la intervención del crimen? En el paquete que utilizan para la cuestión de las ferias de los pueblos. Agarran los permisos y el narco o los narcos los usan para irse a organizar la feria de los municipios.

Dos: en el plan de obra. Los obligan, a los (alcaldes de los)municipios, a que les lleven el plan de obra a determinado lugar y entonces se ponen de acuerdo, ‘o nos dejan que les mandemos constructoras o ustedes tienen que traer un moche cada mes aquí, a tal oficina’ .

El narcotráfico infiltra no sólo a la policía municipal, sino puede ser que hasta a la policía de tránsito, amplió, porque lo que interesa a los maleantes es tener vía libre, dependiendo siempre del municipio y su ubicación geográfica.

Los que son alcaldes antes de serlo no necesariamente son importantes; la importancia la adquieren cuando llegan a ser electos, y es a partir de ahí cuando viene el apretón , completó Alonso Raya.

Hay conflictos porque ?el gobierno no cumple

Desde la perspectiva del perredista, parte de los conflictos que han surgido en el país son reflejo de que el gobierno federal no ha sabido cumplir y honrar su palabra, que empeñó a través del Pacto por México, lo que deriva en la dificultad para construir nuevos acuerdos.

Jugó, en el marco del Pacto, con el PAN, con nosotros. Quiso sacar unas cosas con nosotros, otras con el PAN y terminó dándole en la torre al Pacto. Con los empresarios también jugó. Cedió en algunas cosas, en otras no, y a todos, a final de cuentas, nos dio atole con el dedo... , culminó.