El canciller de México, Marcelo Ebrard, y el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, acordaron un programa común binacional para reducir el tráfico de armas, drogas y recursos financieros de las redes de delincuencia transnacional en tierra, mar, puertos y aeropuertos.

El gobierno de México informó que ambas naciones entenderán el crimen organizado como entes económicos cuyas finanzas deben ser atacadas, además de tratar el fentanilo como un problema común.

Asimismo, abordaron distintos avances en materia de tráfico de armas con el fin de analizar la implementación de operativos empleando medios tecnológicos no intrusivos en puntos clave de la frontera para detener el trasiego de municiones y armamento a México.

De igual manera, de acuerdo con un comunicado, se abordó la cooperación binacional en materia de reducción del consumo de drogas y el combate a las adicciones.

La visita del fiscal Barr se dio como seguimiento a la realizada el 5 de diciembre del 2019 para abordar el trabajo colaborativo en materia de seguridad de ambos países.

En el encuentro de este jueves participaron los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón; de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como los titulares de las secretarías de la Marina y de Defensa Nacional, entre otros funcionarios.

La delegación de EU fue encabezada por el fiscal; el embajador Christopher Landau y el subprocurador general asistente, Bruce Swartz, entre otros funcionarios de la embajada.