El director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, informó que por lo menos los trabajadores de la torre ejecutiva de 52 pisos volverán a sus actividades el próximo martes y que los empleados del edificio B2 serían reubicados en otras áreas.

Lozoya Austin ha permanecido en el lugar de los hechos desde que regresó de su gira de trabajo por Asia el viernes durante la madrugada y únicamente ha salido para visitar a algunos de los heridos internados en hospitales.

Horas después de su llegada, el titular de Pemex dio una conferencia de prensa acompañado por todos los directores de las filiales y las áreas estratégicas de la paraestatal, así como de los principales asesores y la jefatura jurídica, y pidió no especular sobre las causas del incidente, ya que se informará de manera puntual y transparente una vez que se conozcan los resultados del peritaje , aseguró.

Emilio Lozoya Austin explicó que el B2 contaba con 24,700 metros cuadrados y en él laboraban 1,700 personas; en la explosión, la parte que resultó más dañada fueron cuatro niveles: los tres primeros pisos y el sótano, que en total tienen una superficie de 1,300 metros cuadrados donde laboraban 250 personas. Aseveró que la producción se mantiene en 2.57 millones de barriles de petróleo por día y que Pemex seguirá cumpliendo con sus compromisos financieros a nivel internacional, además de que está garantizado el suministro de combustibles para todo el país.

En Twitter, Pemex aseguró: Continúa de manera permanente y segura la búsqueda de estas personas y son infundadas otras versiones que han sido difundidas .

[email protected]