La retórica de odio en contra de los inmigrantes y la facilidad con la que los estadounidenses pueden acceder a armas de alto poder han generado un caldo de cultivo para que se incrementen los ataques contra mexicanos en ese país, afirmó Eunice Rendón.

La experta en temas de seguridad y migración dijo que hechos como el ataque directo dirigido contra mexicanos ocurrido el pasado sábado 3 de agosto en un centro comercial de El Paso, Texas, donde 22 personas murieron y 24 resultaron lesionadas podrían repetirse.

En su opinión, el primer factor que genera este tipo de ataques de odio es el racismo alentado por el presidente Donald Trump al usar una narrativa altamente beligerante contra los inmigrantes, a quienes los acusa de ser los causantes de los males que padece esa nación.

Destacó que tan sólo en el ultimo año en su página de Facebook el mandatario estadounidense utilizó la palabra “invasión” en al menos 2,200 ocasiones.

Además, usa ese tipo de lenguaje acompañado por otro tipo de frases y elementos negativos o estigmatizantes hacia los migrantes. Por ejemplo, los ha llamado personas que llevan drogas a Estados Unidos, que trafican, que les quitan el trabajo a los ciudadanos de ese país y que van y atacan a los norteamericanos.

Se han incrementado ataques armados

Citó que, de acuerdo con cifras del Departamento de Justicia, se han incrementado en casi 15.5% los crímenes de odio relacionados concretamente con raza, etnia y orígenes ancestrales.

Refirió que la misma fuente señala que 58% de los delitos de odio se encuentra en esas categorías, por encima de los ataques de odio relacionados con género, discapacidad o religión.

El problema, añadió, es que las agresiones contra inmigrantes se han convertido en asuntos cotidianos porque muchos estadounidenses que estaban tentados realizar agresiones por esas causas ahora se sienten con el valor para hacerlo. Ahora ya no controlan su fobia porque se sienten apoyados por su presidente para ser agresivos contra los inmigrantes.

Para la también activista en materia de migración sin duda el discurso antiinmigrante por parte del presidente Trump se va a mantener debido a que ha visto que le resulta para hacer campaña. “Ha logrado conectar con los miedos de muchos norteamericanos, por eso recurre al estigma de los migrantes”, dijo.

Aunada a esa situación, continuó, contribuye al incremento de ataques letales contra inmigrantes el hecho de que los estadounidenses pueden acceder fácilmente a las armas.

Enfatizó que en Estados Unidos se concentra 42% de los 650 millones de armas que existen en manos de población civil en el planeta. Dijo que 89 de cada 100 norteamericanos poseen un arma.Rendón destacó que existe 22 veces más riesgo de que los estadounidenses que poseen un arma o tienen acceso a ella utilicen esos artefactos para una agresión violenta que para defenderse.

Por otra parte, comentó que la reacción del gobierno mexicano a los hechos en El Paso, Texas, fue positiva. “Creo que fue oportuna; creo que el hecho de que el canciller Marcelo Ebrard haya ido a visitar a las víctimas y haya anunciado acciones en contra del atacante es positivo”, aunque admitió que en cierto modo es un tema más simbólico que práctico.

En su opinión, lo que debe hacerse para apoyar a las comunidades de mexicanos que viven en esa nación es acompañarlos y generar mecanismos de información que les permitan reaccionar o prevenir agresiones y para que sepan qué hacer ante un ataque armado.

Indicó que lo importante es no normalizar este tipo de situaciones y hacer un llamado a la no violencia.

[email protected]