“No va a pasar absolutamente nada. Hay estabilidad económica, financiera. Todo es choro mareador”, dijo el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES), luego de las versiones de alertas de empresas contra el populismo.

“No, para nada. Hay estabilidad económica, financiera y así me lo han expresado inversionistas del extranjero. Acabo de reunirme hace poco con (Larry Fink) el presidente de uno de los fondos de inversiones más grande del mundo, BlackRock, y tiene toda la confianza en México, en nosotros. No va a pasar absolutamente nada. Yo siento que algunos, y los comprendo, los patrocinadores del PAN, ahora quieran asustar diciendo que va a haber inestabilidad, de que somos como Echeverría, como López Portillo, todo ese cuento, todo ese choro mareador o populismo, todo ese tipo de absurdos que no tienen ninguna razón de ser”, aseveró.

López Obrador realizó una gira por Cosoleacaque, Minatitlán y Coatzacoalcos, Veracruz, donde dijo que sus adversarios del PAN y PRI lo acusan de populista, término que —dijo— es como el chupacabras, porque no existe.

López Obrador indicó que a todos los luchadores sociales se les acusa de ser demagogos o populistas. Argumentó que en 1996, durante las protestas que encabezó en Tabasco,  le imputaron 11 delitos, “me metieron todo el Código Penal ¿y qué pasó? Aquí estoy, aquí estoy”, dijo.

“¿Saben qué dicen mis adversarios de la mafia del poder y sus voceros, sus intelectuales orgánicos? Que eso es populismo y casi no duermo de preocupación”, ironizó.

López Obrador calificó a Nestora Salgado como luchadora social que también enfrenta un embate.

Asimismo, informó que enviará misivas a dirigentes sociales en todo el mundo para pedirles que vengan a observar las elecciones en el país.