Ante el grupo más numeroso en la Cámara de Diputados, conformado por los legisladores de su partido, el PRI, y de su aliado, el PVEM, el presidente Enrique Peña Nieto pidió que el 2013 represente la gran oportunidad para lograr los grandes cambios que México necesita, y que aceleren la ruta del crecimiento y el desarrollo.

Y si bien previó que podrá haber resistencias para ello, y que incluso éstas serían normales , el Jefe del Ejecutivo advirtió que quienes se oponen a dichos cambios están porque las cosas sigan exactamente igual (y) no mejoren .

Al acompañar a los 241 diputados federales del PRI y del Partido Verde en la clausura de su reunión plenaria para la conformación de su agenda legislativa que habrán de desahogar en el periodo de sesiones que arranca este 1 de febrero, Peña recordó que serán los legisladores los que tengan la llave para lograr las grandes transformaciones .

Para este periodo vaticinó cambios para aquello que no funciona . Fue entonces que habló de impulsar una reforma energética, que permita al Estado mexicano mantener la rectoría de la industria.

Hay quienes quieren engañar -refutó el Presidente-, porque nadie ha referido que habrá una privatización, en clara referencia a las críticas vertidas por algunas voces de la oposición.

Insistió que otras naciones han logrado energías más baratas, y que no hacerlo así afecta la competitividad. Por ello, se requiere una reforma energética, para mejorar a Pemex, argumentó el Mandatario.

¡Hombre!, hay que decir: otros países ya lo han hecho, ¿por qué México no? Por qué seguir anclados a los dogmas, a este debate anacrónico, obsoleto, cuando otros países como Brasil, como Colombia, como Cuba, han hecho reformas precisamente para volverse más productivos , cuestionó el Presidente.

Anunció que una de las reformas para lograr de competencia una competencia entre los sectores de la economía será precisamente la relacionada con las telecomunicaciones, para asegurar una mayor cobertura de Internet y para que existan más opciones en los servicios de telefonía, que logre una mayor competencia en los precios para el público, enunció.

Peña Nieto también refirió que impulsarán reformas financieras para el otorgamiento de más créditos, así como reformas en materia de seguridad y para crear una nueva ley de amparo.   

Pacto no anula al Congreso

En su turno, Manlio Fabio Beltrones, coordinador del PRI, dijo que su agenda legislativa busca acompañar abiertamente al gobierno de Peña Nieto en la modernización de México.

Respecto del Pacto por México –signado por PRI, PAN, PRD y gobierno federal para el impulso de reformas-, el Diputado tricolor dijo que éste no anulará el trabajo del Congreso, es decir, presentarán iniciativas propias. Nosotros habremos de acompañar los acuerdos del Pacto, y seguiremos haciendo nuestro trabajo legislativo, acotó el coordinador parlamentario.

Sin reserva alguna podemos manifestar que la bancada del PRI y del Partido Verde Ecologista respalda plenamente la propuesta de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto , indicó Beltrones.

[email protected]