A 34 días para que se lleven a cabo las votaciones para elegir presidente de la República no importa quién gane, lo cierto es que tendrá que hacerlo con la mitad de los electores en contra.

Así lo expuso Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, en el marco del foro “Capital Humano en México. Panorama 2018-2023”,  en donde detalló que “no importa nada que sea un candidato de izquierda o derecha, hoy se debe entender la elección como que tenemos candidatos sistema o antisistema”, y eso se da porque los ciudadanos no tienen confianza en las instituciones y en ello ha incidido mucho la corrupción.

Para Campos ya no habrá cambios trascendentales en los próximos 34 días para elegir presidente,  y la manera en la que llegaremos a la elecciones “con un presidente mal evaluado; el PRI es rechazado; el PAN dividido; el PRD desenfundado y Morena con candidatos de todo tipo”.

En esta elección presidencial, dijo a los asistentes, tenemos por primera vez a candidatos independientes; pero también con violencia política; escándalos de corrupción; las elecciones intermedias de Estados Unidos, y el Mundial de Fútbol”.

Agregó que un tema fundamental son las redes sociales, que pese a que hay una legislación de más de 300 páginas, “en ninguna parte hay regulación”.

Agregó que en esta elección van a votar 60 millones, y será la más nutrida, y tendría 10 millones de votos más que en 2012, “así el que gane será el presidente más votado de la historia”, dijo