Querétaro es un estado vulnerable a la migración de criminales que cometen el delito de trata de personas y que han sido expulsados del Distrito Federal donde la ley que castiga ese delito es muy severa, alertó la diputada federal Rosi Orozco.

Al presidir la décima reunión ordinaria de la Comisión Especial para la Lucha Contra la Trata de Personas de la Cámara de Diputados federal y que sesionó por primera vez en el estado, Orozco urgió a los poderes Legislativo y Judicial a elevar los castigos para quienes delinquen sexualmente con menores o para quienes comenten pornografía infantil, delitos sexuales, prostitución, trabajo forzado, estupro y abusos deshonestos, entre otros.

Reforcemos para que Querétaro no sea un paraíso para la trata de personas como los son muchos estados del país , exigió.

VIOLENCIA SOCIAL

En la sesión estuvo presente el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Adolfo Ortega Osorio, quien reconoció que Querétaro ocupa el primer lugar de violencia social a nivel nacional, sobre todo por actitudes que tienen que ver con discriminación de género.

También reveló, con base en un estudio realizado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, que la entidad ocupa el primer lugar en el índice de vulnerabilidad en cuanto a este delito. Ortega Osorio reconoció que la trata de personas, así como la prostitución, son problemas complejos y el marco jurídico del estado tiene limitaciones para procesar y condenar a los delincuentes.

Cifras a nivel internacional revelan que 2.5 millones de personas son explotadas laboralmente. Mientras que en México entre 16,000 y 20,000 niños son explotados sexualmente.

En tanto, el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la Legislatura local, Antonio Macías, hizo un resumen de las propuestas que se han presentado con el fin de modificar el Código Penal local.

Confió en que se aprueben el 9 de junio.